Novedades

Coser y bordar: ¡una máquina de pasión!

De día son profesionales, empleadas, estudiantes o amas de casa. En sus ratos libres cosen y bordan para generar un cable a tierra, despejar la mente y regalarse un momento de placer. Vos también podés sumarte a esta moda que llegó para quedarse. ¡Tomá nota de todo lo que podés hacer con una Singer!

Tarde de un martes. Para Luján (36) es un día “religioso”. Es que esta médica y madre porteña se sumergirá en el taller donde aprende costura junto a otras tres mujeres: una secretaria, una ama de casa y una diseñadora. “Siempre me gustó coser. Me gusta crear mi propia ropa, hacer mis propios diseños. Coso cada vez que tengo un hueco: a la tarde y los fines de semana”, cuenta. Luján dice que se queda con poco de lo producido, la gran mayoría lo regala. Hace manteles sábanas, remeras, camisones, vestidos, bolsos, paneras ¡y hasta cambiadores de bebé! “Para mí coser es apasionante, imaginarse algo y después concretarlo ¡Es una pasión! Lo defino como un `tiempo para mí`”.

¿Vivís a las corridas y siempre estás con el tiempo justo? ¿Trabajás todo el día y necesitás desconecarte un poco? Seguro te sentís identificada con Silvia (44), entrerriana y directora en una empresa, para quien bordar y coser a máquina “es una terapia” con la que enfrentar las largas jornadas laborales. Es un cable a tierra, es “el psicólogo más barato que tengo”, asegura. Produce almohadones, cubrecamas y manteles. Y al igual que Luján, cose cosas para ella y otras las regala, nunca las vende.    

Mucha gente se acerca a la costura por curiosidad y para entender cómo se hace la ropa que usamos día a día. Tal es el caso de Denise (23), una actriz y estudiante de Arte Dramático que vive en Buenos Aires. “Empecé con prendas básicas como pollera, blusa, jean y vestido –cuenta entusiasmada. Estoy asistiendo a un curso en donde el profesor propone moldes básicos sobre los que luego definimos las variaciones: por ejemplo, en el caso de un pantalón si será de tiro alto o palazzo. Me interesa que la ropa sea básica pero al mismo tiempo auténtica”.    

Son muchas las propuestas de talleres para aprender costura. Con tu compra, Singer te regala un curso gratuito de uso y manejo de tu máquina de coser que se dicta en sus academias de todo el país. Además, en la academia central ubicada en Av. De los constituyentes 4624, CABA, se dictan clases de corte y confección de distintas prendas (remeras, lencería, tapados, vestidos, camisas, entre muchas otras opciones).

¿Qué estás esperando para empezar?